Melbourne


Babolat Argentina
Con 6 meses como distribuidores, quedamos 19 entre los 140 representantes que tiene la marca a nivel mundial.











Australian Open

Melbourne - Australia
11806550





NOVAK DJOKOVIC; EL DUEÑO DE AUSTRALIA.
Las barreras para él, parecen no tener límites, y el Abierto de Ausrtalia, pareciera ser su lugar en el mundo, ya que, Novak Djokovic, por tercer año consecutivo, se quedó con el primer Grand Slam del año, tras vencer, en la final, al escocés Andy Murray, a quien en poco menos de 4 horas, lo derrotó por 6/7 7/6 6/3 6/2. El serbio y el escocés, disputaron lo que puede ser uno de los grandes clásicos de la década, y, como no podía ser de otra manera, brindaron, mientras fue equilibrado, un verdadero espectáculo, de esos que no se olvidan fácilmente, por el enorme nivel y el alto voltaje que mostró en su conjunto. A tal punto es así, que en los dos primeros sets, no se sacaron ventaja, y solo pudieron definir el ganador en el tie-break decisivo, hasta quedar set iguales, ya que el escocés se quedó con el primero, y el segundo fue ganado por el mejor jugador del momento. A partir de ahí, Djokovic, hizo prevalecer toda su categoría, y, con creces, dio muestras concretas de por qué es el número 1 del mundo, a tal punto, que jugando un tenis, sin ninguna fisura, logró revalidar el campeonato obtenido en los 2 años anteriores, y, tras adueñarse de los siguientes parciales por 6/3 6/2, se convirtió en el primer tenista profesional, en ganar por 3 veces consecutivas, el Abierto de Australia, la primera gran cita de cada año.
INTRATABLE.
El andar del mejor tenista de todos los tiempos, cuando disputa un torneo de Grand Slam, parece que no tiene final, ya que, una vez más, y por enésima vez en su carrera, se clasificó para los cuartos de final del Australian Open, donde, en esta oportunidad, lo espera el francés Jo-Wilfried Tsonga, rival que siempre es de temer, y sobre todo en instancias decisivas. En esta ocasión, el interminable Roger, en la cuarta ronda, dio cuentas del joven canadiense Milos Raonic, una de las principales promesas del tenis mundial, a quien superó, aunque con resultados equilibrados, en 3 sets corridos, como suele hacer el suizo en las primeras jornadas de los grandes torneos: 6/4 7/6 6/2. El inicio de las acciones, fueron muy equilibradas, aunque, y gracias al enorme talento del tenista europeo, un solo break fue suficiente para que se quedara con el primer set, y de esa manera empezara a tomar el control del partido. El resultado del mismo fue de 6/4. En el segundo parcial, las cosas fueron aún más parejas, a tal extremo, que recién, el interminable jugador nacido en la ciudad de Basel, pudo quedarse con el mismo en el definitorio tie-break (lo ganó por 7/4), y ahí sí, tomar definitivamente las riendas del encuentro, para conseguir la tan deseada clasificación. Desde ese momento, el encuentro cambió de manos, y muy rápidamente, el jugador que quiere seguir batiendo records y convertirse cada día más, en el mejor tenista de todos los tiempos, se transformó en el único dueño del partido y, se quedó con el tercer set por 6/2, para terminando derrotando el joven tenista canadiense.
INCREIBLE.
Esta edición 2013 del Australian Open, está dispuesta a darnos, espectáculos difíciles de igualar, día tras día. En esta ocasión, los protagonistas de este recordadísimo encuentro, fueron el serbio Novak Djokovic y el suizo Stanislas Wawrinka, que, durante 5 horas y 2 minutos, dieron una verdadera clase de cómo se juega a este deporte, y nada menos que en un partido por los octavos de final del primer Grand Slam del año. Si bien no es una de los integrantes del lote de los mejores 5 jugadores del mundo, el suizo Wawrinka, durante su carrera como tenista profesional, ya dio muestras sobradas de que tiene todas las condiciones, por talento, para ganar cualquier torneo que se proponga, y hoy, por si alguien tenía algún tipo de dudas, dio otra verdadera demostración de por qué se lo considera una de los mejores jugadores de los últimos años. El inicio del partido, fue, para el tenista suizo, una verdadera exhibición de tenis, ya que, todo le salió a la perfección y no mostró ninguna fisura en su tenis, lo que descolocó a un Djokovic que nunca pudo encontrarle la vuelta al partido y terminó perdiendo por 6/1, en tan solo 25 minutos de juego. A partir de allí, las cosas cambiaron radicalmente, ya que el nº1 del mundo, logró emparejar las acciones y, llevarse los dos sets siguientes por equilibrados 7/5 y 6/4, colocándose en ventaja, y muy cerca de conseguir el tan ansiado pase a los cuartos de final del torneo más importante que se disputa en Australia. En el cuarto, el desarrollo del encuentro, fue tan equilibrado como en los 2 sets anteriores, con la única diferencia que, en esta ocasión, fue el amigo de Roger Federer quien pudo quedarse con el parcial, tras imponerse en el tie-break (7/5), y llevó la definición del encuentro, como merecía un partido de tan alto nivel, al quinto y decisivo set. Pero por si todavía no se había visto un gran tenis, ambos jugadores, le regalaron a las 14.820 que colmaron el Rod Laver Arena, lo mejor de su repertorio, y tras 1 hora y 44 minutos de juego, que fue una verdadera clase magistral de tenis, brindada por ambos tenistas, fue “Nole”, quien terminó quedándose con el set por 12/10, y de esa manera, con su clasificación para los cuartos de final, donde lo espera otro hueso duro de roer: el checo Tomas Berdych, quien, también por los octavos de final, superó al sudafricano Kevin Anderson por 6/3 6/2 7/6.
SOBERBIO.
La magia de Roger Federer, a medida que pasan los años, parece más intacta que nunca, y en esta edición 2013 del Abierto de Australia, el nacido en la ciudad suiza de Basel, sigue demostrándolo, ante cada uno de los rivales que le interpone el cuadro del primer gran torneo de este año que recién comienza. En esta oportunidad, quien tuvo que sufrir todo el talento del mejor tenista de todos los tiempos, fue la joven promesa local: Bernard Tomic, que, salvo en el segundo set, donde pudo llevar la definición al tie-break, poco fue lo que pudo hacer ante el enorme talento del gran Roger, que deleitó, durante más de 2 horas, a las 14.820 personas que colmaron el Rod Laver Arena, estadio principal del Melbourne Park. El primer set, fue bastante equilibrado, y por ese motivo, un solo break, le bastó, a Federer para quedarse con el mismo por 6/4, en un set, que estuvo lleno de momentos muy emotivos y de un gran nivel tenístico, como puede verse cada vez que el más grande de todos los tiempos, pisa una cancha de tenis. El segundo, fue el más equilibrado de todos, a tal punto que Federer, recién pudo desnivelar las acciones en su favor, en el decisivo tie-break, que terminó ganando gracias a su inagotable talento, ese al que nos tiene acostumbrado a ver, desde que es jugador profesional. En el tercero, las cosas fueron muy diferentes, ya que, un cabizbajo Tomic, nada pudo hacer ante un Roger que dio una verdadera cátedra de cómo se juega a este deporte, y muy rápidamente, se quedó con el mismo por 6/1, y de esa manera, consiguió por 35º consecutiva, la clasificación a los octavos de final de un Grand Slam.
NO ALCANZO.
Las ilusiones australianas del tandilense Juan Martín Del Potro, quedaron truncas en la tercera ronda del primer Grand Slam del año, tras, y pese a una gran remontada, fue derrotado por el francés Jeremy Chardy, por un eterno 6/3 6/3 6/7 3/6 6/3, que lo metió en los octavos de final de la primera gran cita, que tiene el tenis profesional en este 2013. Pese a que todo hacía presuponer que “Delpo” sería quien tomara el control de las acciones, fue el tenista galo, quien, desde el punto inicial, se hizo dueño del desarrollo del mismo, y, en poco más de una hora, se llevó los 2 primeros sets por 6/3 6/3. A partir de ahí, fue cuando se vio lo mejor del tenista argentino, que, de a poco, fue tomando las riendas del encuentro, y, tras un parcial sumamente equilibrado, se quedó con el mismo por 7/6, y acercó el marcador a 2 sets por 1. En el cuarto capítulo, la torre de Tandil, mostró el mejor nivel del partido, y tras quebrar el saque de su oponente en una ocasión, se hizo dueño del cuarto parcial y niveló las acciones en 2 sets por lado, tras ganar el mismo por 6/3. Y cuando todo hacía prever que la historia del encuentro tendría otro final, mucho más favorable para el tenista argentino, fue nuevamente el tenista galo, quien, tras quedarse con el servicio del pupilo de Franco Davín, y después de 3 horas 45 minutos, logró hacerse dueño y señor del encuentro, y terminó ganando por 6/3 6/3 6/7 3/6 6/3.
CON EL PIE DERECHO.
La decisión tomada por Juan Martín Del Potro, de no jugar en todo el 2013, por Argentina, ningún encuentro de Copa Davis, si bien, es muy polémica, por la decisión que tomó, parece que empezó a rendirle sus frutos, ya que, en su presentación en el primer Grand Slam del año, no pudo haber sido mejor. En su primer compromiso, y buscando su pase a la segunda ronda, el oriundo de la ciudad bonaerense, aplastó por un terminante 6/1 6/2 6/2, al tenista galo, que, siempre es un rival de temer para el enorme tenista argentino. Desde el inicio del mismo, el pupilo de Franco Davín, dejó más que claras sus intenciones de transpirar la menor cantidad de tiempo posible, y con la contundencia que lo caracteriza, se llevó el partido por un inapelable 6/1 6/2 6/2, y se metió en la siguiente instancia del primer gran torneo del año. En la próxima ronda, el rival de la torre de Tandil, que en este 2013, tiene como meta principal insertarse nuevamente en el selecto tope de los primeros 4 ó 5 jugadores del planeta, va a ser el alemán Benjamín Becker, que en su debut australiano, se desembrazó del esloveno Aljaz Bedene.
SE DESPIDIO EN EL DEBUT.
El Abierto de Australia, en su edición 2013, no tuvo el mejor comienzo para los tenistas argentinos, ya que, en su presentación, el tandilense Juan Mónaco, cuya presentación en el primer Grand Slam del año, era una verdadera incógnita, fue eliminado en su presentación en el primer gran torneo del año. Su verdugo, fue el ruso Andrey Kuznetsov, que, después de un primer set muy equilibrado, que se llevó por 7/6, en los siguientes, no tuvo respuesta de parte del tenista argentino, y se llevó los siguientes parciales por un doble 6/1, que lo clasificó para la siguiente instancia del certamen. Este traspié del tenista argentino, ahonda aún más la preocupación del cuerpo técnico del equipo argentino de Copa Davis, de cara al enfrentamiento que, entre el 1 y 3 de febrero disputará el conjunto nacional ante su similar alemán, ya que, a las ya conocidas bajas de Juan Martín Del Potro y Eduardo Schwank (por lesión), ahora debe sumarle, la reciente vuelta de la segunda raqueta argentina, que no está atravesando por su mejor nivel. Más tarde, será la hora del debut del chascomucense Carlos Berlocq, y mañana, será el turno de la presentación de Leo Mayer (ante el local Bernard Tomic) y de Juan Martín Del Potro, la gran esperanza nacional, que se medirá con el francés Adrián Mannarino.
0Soderling, Robin0
0Roddick, Andy2
0Fish, Mardy-187
0Ljubicic, Ivan-12
0Wawrinka, Stanislas0
0Davydenko, Nikolay-3
0Nalbandian, David0
0Ferrero, Juan Carlos-7
0Chela, Juan Ignacio-7
0Tipsarevic, Janko3